Curso Día 2

Inma Aguilar: “Las emociones, en política, conectan más que los hechos objetivos”

La segunda jornada del curso “La política en España: Oportunidades y cambios” se cierra con la ponencia de José Ángel Bergua, de la Universidad de Zaragoza, e Inma Aguilar, periodista y consultora de comunicación política. Se ponen sobre la mesa cuestiones como la posmentira o la interpretación de la verdad y de la realidad, que son diferentes según la perspectiva desde donde se miren.

Estamos en una nueva era introducida por el 15M, entendiéndolo como un síntoma, que apuntaba a una enfermedad que afecta a la visión de España y a la modernidad, y también como acontecimiento, es decir, que interrumpe el curso ordinario de las cosas. Para José Ángel, la política española debe tratarse teniendo en cuenta este hecho, pues tiene su origen en una crisis de la que se pueden hacer dos lecturas; la de corto alcance que expresa que el 15M estuvo causada por la crisis del capitalismo y la de largo alcance que encuentra el problema en la naturaleza propia de lo político.

El sufragio y el partido político experimentan algunos problemas como el intercambio desigual que se produce en las elecciones -el ciudadano otorga un poder en su voto y el político solo le da una promesa. Las democracias, según José Ángel, a nivel europeo, sufren un mínimo de participación, un descenso de afiliación a los partidos políticos, desconfianza en las instituciones y alta volatilidad del voto. Da la impresión de que el poder político repele al pueblo, aunque lo mencione y lo interpele y, por otro lado, la ciudadanía se retira, por lo que no vota ni se afilia.

Han aparecido movimientos sociales que traen novedades como nuevos conflictos -el feminismo, el naturalismo, el sexismo o el conflicto pueblo-ciudad, por otro lado, traen consigo un nuevo orden instituido, que intenta imponer la economía participativa, por ejemplo. También traen la acción directa o la desobediencia civil, que nace en Estados Unidos, además de nuevas formas de organización, comenta José Ángel.

Para Inma Aguilar los dos problemas ante cualquier análisis electoral son el desconocimiento del mundo rural y la importancia del voto joven. Analiza cómo se comporta la generación Z, nacidos después del 2.000, ya que pertenecen a una generación muy orientada a las pantallas y, por ende, se fascina por lo táctil y analógico. Estos parámetros de comportamiento nos acercan a la idea de cómo será la política del futuro; se redefine la intermediación, la desconfianza se transforma en producto político y se produce una crisis de las ideologías.

Define la pospolítica con dos elementos: el hecho de cómo sea el partido político y el enfoque de la política hacia las personas. Existen dos modelos políticos, al parecer de la periodista: El que sigue el modelo institucional, que se adapta a las circunstancias y nunca muere y el modelo nuevo, horizontal, tecnológico y colaborativo. Como previsión de futuro, piensa que se impondrá el modelo institucional, aunque puede existir una convivencia, pues la constante conexión digital actual debe reflejarse, sin duda, en la política del futuro. Habla de tecnopolítica, con la necesidad colaborativa que un modelo como este necesita.

Los items de la política futura para Inma no es participar, es cambiar las cosas y hacer la política, más humanidad, lo local y lo pequeño: La política cotidiana. El imperio de la imagen frente a lo escrito, que positivo o negativo, es lo que prima hoy en día, la interacción máxima en comunidades como fenómeno ya patente, la confianza como producto: “La política de las personas”. Frente al modelo obsoleto de los partidos, la corrupción y las siglas en inglés VUCA (volátil, incertidumbre, complejidad y ambigüedad) con las que podemos definir el panorama político actual.

“La posverdad enmarca una realidad ficticia y lo que tiene detrás se cree, no se contrasta. La manipulación no es algo novedoso, las fake news se contextualizan en una sociedad en la que el exceso de información o el anonimato facilitan esta problemática”, dice Inma. Para explicar esto, muestra algunos ejemplos de titulares publicados, unos reales y otros falsos pero, tal y como pasa cuando los leemos en Internet a diario, discernir es una tarea complicada.

Concluye un curso que ha puesto sobre la mesa temas diversos que han escudriñado la política española, desde la perspectiva de ponentes del ámbito político, periodistas y profesionales en la materia. Las conclusiones reúnen los problemas más polémicos como la corrupción, el Estado de Bienestar, las pensiones o los nacionalismos periféricos que están a la orden del día.

Audio de José Ángel hablando de los partidos políticos:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *