2ª Edición

“Sólo un 13% de los lectores cambian de opinión al desmentirse la fakenew”

La segunda ponencia de la mañana, que se ha centrado en las Fake News en el entorno internacional, ha reunido a Enrique Serbeto, periodista aragonés, corresponsal de ABC en Bruselas, premio I Premio EFE Aragón de la Comunicación 2016 y a Miguel Ángel Benedicto, profesor de la Universidad Europea de Madrid, investigador y habitual tertuliano en el Canal 24 de TVE.

Serbeto ha realizado una puntualización sobre el origen de las fake news, que según el periodista altoaragonés, tienen su origen ya siglos atrás. Una de las fake news más importantes de la historia es la leyenda negra que pesa contra la historia de España relacionada con la Inquisión, las conspiraciones contra el Papa y los judíos. “Ahora lo que sí es nuevo es la velocidad de expansión de este tipo de noticias relacionado con la extraordinaria evolución de la tecnología en nuestro tiempo”, ha señalado. Unos mensajes que calan en “sociedades más fragmentadas desde que el cimiento común de las civilizaciones europeas se va reduciendo desde la imprenta”.

Por su parte, Benedicto también ha coincidido en que las fake news tienen siglos de historia. “Desde la guerra entre España y EEUU por Cuba con el caso Maine hasta el España nos roba no han cambiado tanto. ¿Quién está detrás de los fake news? ¿Por qué se habla de noticias falsas y no de políticos que mienten? Siempre queremos matar al mensajero pero hay alguien detrás de los discursos”.

“Las fake news siempre han existido, lo que cambia es el vehículo que ahora es mucho más rápido y sin fronteras”, ha señalado.  “Están en casos políticos recientes como el Bréxit, la elección de Trump o el problema catalán. Pero la culpa no es de las fake news, que no son absolutamente determinantes pero si que influyen en caldos de cultivo ya existentes”, ha dicho.

Por su parte, Miguel Ángel Benedicto, coincide con el origen histórico de las fake news y que siempre han existido. Benedicto quiere destacar que siempre hablamos de fakes news pero nunca nos fijamos en el quién hay detrás de estas fake news, ¿dónde están los “políticos fakes”¿quién ordena la elaboración de estás fake news?

Para Benedicto, Rusia ha sido una de los mayores incentivadores de las fake news, ha visto en este tipo de estrategia de comunicación una forma de defender sus intereses. Tanto en la campaña de Donald Trump como en el Brexit, la intención de Rusia es de intentar desestabilizar a la Unión Europea y a la OTAN. También se ha hablado del interés de Rusia en la independencia de Cataluña, para Benedicto este interés va más allá de la secesión de Cataluña, su objetivo principal es desestabilizar la UE y con ésto lo consigue. El señor Assange es otro protagonista que interviene en el asunto Catalán y ha intentado desestabilizar la UE apoyando intereses de Rusia.

Benedicto no cree que las fake news sean totalmente determintantes con respecto a temas como la elección de Donald Trump, Cataluña o la Primavera Árabe. Tiene que haber un caldo de cultivo para producirse tales acontecimiento políticos y sociales, ahora bien, este tipo de noticias si que se utilizan como estrategia para conseguir estos objetivos.

Para Miguel Ángel, el objetivo de las fake news es confundir a la opinión pública, polarizar y dividir. Y con respecto al fake checking, cómo desmentir las noticias falsas, Benedicto ha explicado que cuando un medio tradicional desmiente una fake new, no sirve para nada, no se cree al medio, nos gusta el rumor, la noticia falsa incluso una vez que haya sido desmentida Según estudios, sólo un 13% de las personas cambian de opinión al desmentir la noticia. El resto se reafirma en esta mentira e incluso piensa que le están atacando por pensar distinto.

Para Benedicto, una de las formas de prevenir este tipo de noticias es educar con sentido crítico ya desde los colegios. La BBC ya está haciendo, en los últimos tiempos, este trabajo pedagogico de cómo defendernos de estas fake news

Benedicto nos indica también, que el ascenso de las plataformas de Google y Facebook y su posible regulación sería una de las claves contra este tipo de noticias ya que, estas plataformas tienen el monopolio de la comunicación e información en la actualidad, este monopolio habría que intentar romperlo o regularlo.

Deja un comentario