2ª Edición

Anasagasti: “Si queremos destensar la situación tendremos que admitir que España no es un Estado unitario”

Iñaki Anasagasti. Alejandro Lansac / Ronda Comunicación.

La última sesión de los cursos extraordinarios de la Universidad de Zaragoza ha reunido a Iñaki Anasagasti (PNV), José Luis Soro (CHA), Laura Castel (ERC) y Luis Estaún (PAR) a exponer sus ideas sobre los nacionalismos en España y el inicio de un nuevo modelo relacional.

Para Anasagasti, los Estados confederales no existen en la actualidad, aunque para España sería una buena solución. Anasagasti ha recordado que para formar parte de la II República el PNV exigió un Estatuto que se aprobó en 1936 en las Cortes para apoyar al gobiernode Largo Caballero. A partir de 1977 la gran tragedia fue que ETA no se conformó con que los nacionalistas hubieran entrado en la representación democrática con normalidad. Con la Constitución el PNV no fue a por la autodeterminación, sino a por la reintegración foral plena. Para Anasagasti, el concierto económico que recuperaron con Adolfo Suárez en 1980 fue una de las claves que normalizaron la situación.

Actualmente España es Madrid, si alguien tiene privilegios es Madrid, donde está la Corona, donde están los ministerios. Si queremos destensar la situación tendremos que admitir que España no es un Estado unitario. Ahora estamos en una situación Kafkiana con el vicepresidente del gobierno de Cataluña en la cárcel y todo su gobierno perseguido.

Para Laura Castel, senadora de Esquerra Republicana, España es un Estado plurinacional que no pueden quedar subsumidas en un gran Estado que es Castilla. Cuando un Estado no reconoce los derechos de sus ciudadanos es cuando surgen los nacionalismos. Existe un modelo relacional totalmente conflictivo entre el Estado y Cataluña. ERC desde las europeas de 2012 se ha abierto a izquierda y derechas y quiere ser un partido donde quepan todos. Quien tache ha ERC de nacionalismo étnico está equivocado. Nuestra vocación es ser repúbica, transversal y diversa.

La pregunta es ¿tenemos o no derecho a la autodeterminación? Mi respuesta es sí. Lo tenemos reflejado en muchos tratados firmados por el gobierno de España como la carta de derechos humanos de las Naciones Unidas. La constitución dice que los tratados firmados por España tienen valor superior sobre el derecho interno.

Para Luis Estaún, senador del Partido Aragones Regionalista, la situación actual política es de auténtico bloqueo. Nosotros no somos nacionalistas, si no que definimos nuestro posicionamiento político como aragonesismo. Ese aragonesismo es un componente emocional.

Los que nos ha dado la experiencia de 40 años de existencia del PAR es que nuestro modelo autonómico es un sistema práctico, que ha dado un modelo de convivencia adecuado. Este modelo no debe ser estático, si no dinámico. Pero para que fuera dinámico debería haber unos consensos que en la actualidad no existen y estamos muy lejos de alcanzarlos.

Para José Soro, representante de Chunta Aragonesista, los nacionalismos en plural, tal como los entendemos hoyen día abarcan realidades distintas, aunque actualmente tenemos cada vez menos claro lo que significa ser nacionalista. Yo represento al aragonesismo, de izquierda y socialista, y evidentemente es diferente a otros nacionalismos. Esta diferencia no es una diferencia de grado sino que tiene que ver con una realidad histórica.

Para Soro, Aragón es una nacionalidad histórica de naturaleza foral, que actualmente se ha reivindicando en la nueva Ley de Actualización de los Derechos Históricos de Aragón aprobada recientemente en la Cortes de Aragón.

Creo que no podemos afirmar que estemos ni siquiera al inicio de un nuevo modelo de relación institucional en España, más bien estamos más lejos de un nuevo modelo. Más bien estamos en un proceso recentralizador, homogeneizador que coincidente con la crisis de las instituciones políticas, ha explicado. También creo que la constitución está agotada y debe reformarse pero el título octavo fue un acierto que reconoce las realidades regionales adecuadamente.

Para Soro, Cataluña no es el problema si no una parte de un problema mucho mayor que afecta a la organización territorial de todo el Estado. El problema es del modelo territorial al completo donde conviven federalismo, con confederalismo y con centralismo, todos con diferentes modelos de financiación y fiscales.

Deja un comentario